¿Qué es más recomendable: comprar una casa nueva o reformar tu casa antigua?

Compártelo con todos!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Una de las grandes apuestas que puedes realizar durante tu vida es la inversión inmobiliaria. Pero siempre hay dudas sobre si comprar una casa nueva o reformar tu casa antigua. No es una decisión fácil, y has de tener en cuenta varios factores importantes.

El presupuesto del que dispongo para comprar una casa

En función del dinero que tengas podrás acometer una obra en tu casa o bien comprar una vivienda nueva. Es muy importante calcular con exactitud qué compensa más en función de los gastos que vayas a tener en uno u otro sentido.

El presupuesto para reformar mi casa antigua

Sin duda, debes acudir a un buen profesional para que elabore un presupuesto bien detallado, a tu medida, con asignación de cada desglose y el tiempo estimado para la realización de las obras.

Por lo general, será más conveniente fijar un precio único desde el principio. Esto te garantizará que no haya sorpresas al final de la obra, y podrás calcular con más exactitud su coste final. Sin embargo, a veces pueden surgir inconvenientes no esperados tras las primeras acciones de reforma.

Por ello, resulta necesario asegurarse del estado del edificio y la ubicación de la propiedad, es decir, si está en buena zona o no. Si estos primeros pasos son positivos, en general y salvo grandes problemas para poder reformar a tu gusto, es preferible renovar tu casa antes de iniciar una nueva compra, sobre todo, si el precio de la reforma no es excesivamente alto.

Según una empresa de reformas en Alicante, siempre que la obra no sea exageradamente cara, es preferible reformar frente a comprar una casa nueva de similares características. Sin embargo, has de tener en cuenta si te apetece seguir viviendo en tu casa antigua o si prefieres vivir en un nuevo lugar. Esto último es fundamental.

El presupuesto para comprar una nueva vivienda

Si nuestro presupuesto nos permite comprar una nueva vivienda al contado o con una hipoteca baja o muy baja, obviamente es más fácil adquirir una nueva casa si queremos. Debes atender a los impuestos a pagar, a los gastos de escritura, notaría, etc, que están bastante altos en la actualidad. Así mismo, también debes considerar si deseas vivir en esa nueva ubicación, porque eso es lo que te gusta.

En caso contrario, y si la empresa de reformas te hace un buen presupuesto, merece la pena reformar a tu gusto tu casa antigua y seguir disfrutando de todo lo que te ofrece. Además, quizá una parte la puedas realizar tú mismo, ahorrándote con ello un monto importante, por ejemplo pintar, enlucir, etc.

Las prioridades ante la falta de espacio o confort y la reforma

Uno de los motivos más frecuentes para querer reformar tu casa antigua reside en la falta de espacio o de comodidad en tu hogar habitual. Sin embargo, esto también puede solucionarse con una reforma, incluso parcial.

Otra ventaja es que al ser tu casa de siempre conoces bien lo que te hace falta. Por eso, la mayoría de las veces se prefiere reformar antes que comprar.

Sea cual sea tu decisión, pone en manos de profesionales para recibir asesoramiento.