Tener nuestros datos públicos en la red, ¿es problemático?

Compártelo con todos!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn

Uno de los temas más discutidos en los últimos tiempos en Internet es precisamente el robo de datos. Tras los ataques que se han venido produciendo en diferentes momentos en el tiempo a empresas e instituciones para el robo de datos, surge la duda en relación con si realmente de deben proteger estos datos y cómo hacerlo.

Sin embargo, si bien los datos de una empresa son importantes y suelen estar protegidos, en el ámbito personal nos encontramos con muchas situaciones de personas que tienen gran cantidad de información disponible y en abierto en la red. Esto no es un problema siempre que esta información no sea usada de forma fraudulenta o genere problemas al usuario. En caso de problemas asociados al manejo de datos públicos en la red existen soluciones digitales que pueden resolver la situación, así como recuperar los datos que se necesiten.

¿Qué ocurre con los datos públicos en la red?

Gracias el desarrollo de las redes sociales, el volumen de información propia que se encuentra disponible y sin protección en Internet es muy elevado. Sin embargo, en el momento en que un contenido es publicado libremente por un usuario en sus redes sociales, pasa a ser información pública y puede ser usada o consultada por cualquier persona sin que ello sea considerado un delito.

En el caso de la información que circula sobre nosotros en Internet se deben tener en cuenta varias cosas:

– Aunque la normativa de protección de datos trata de preservar el derecho a proteger los datos de las personas y empresas, en el momento en que la información sobre tu persona la publicas tú mismo, es difícil determinar si realmente ha habido un robo de datos.

– Las cláusulas de protección de datos. Prácticamente todas las páginas web en las que nos registramos o subimos información cuentan con una serie de claúsulas que debes leer y aceptar en el momento de navegar o registrarte. Sin embargo, es importante que leas estas claúsulas de forma detallada porque en ellas te indican el tipo de tratamiento que harán con los datos que facilites en su web. Es posible que finalmente hagan un uso de esos datos que tú habrás autorizado al aceptarlas.

Uso comercial de los datos. Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta cuando aceptamos algunas condiciones de uso de sitios web es precisamente que nos pidan autorización para un uso comercial de nuestros datos. Si aceptamos este tipo de términos acabaremos encontrando nuestra información dispersa por la red y en manos de diferentes empresas comerciales.

Datos en poder de las administraciones públicas. Otro área donde en muchos casos surgen dudas en cuanto al tratamiento de los datos es en relación a toda la información en poder de la administración que pueden publicar y usar en su gestión diaria.

Los datos disponibles en red pertenecientes a las personas físicas son accesibles desde diferentes sitios y pueden suponer un problema de cara a la protección de datos. Es importante conocer los requisitos de acceso y registro a entornos web antes de publicar nuestros datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *